Bienvenido a la version virtual de nuestro portafolio

domingo, 13 de mayo de 2007

Usos de la Criopreservacion

La criopreservación es el proceso de congelar muestras para reducir su actividad metabólica y mantenerlas a temperaturas reducidas durante tiempos prolongados, preservando al mismo tiempo su viabilidad. Células o tejidos son conservados mediante su congelación a muy baja temperaturas, generalmente entre -80ºC y -196ºC (el punto de ebullición del nitrógeno líquido). A esas temperaturas, cualquier actividad biológica, incluidas las reacciones bioquímicas que producirían la muerte de una célula, quedan efectivamente detenidas.

Puede realizarse el congelamiento tanto de semen como de células hematopoyéticas, de médula ósea, sangre periférica o cordón umbilical.

Criopreservación de Semen
Los hombres que van a ser sometidos a tratamientos con quimioterapia pueden almacenar su semen para, en un futuro, poder inseminar a sus parejas a pesar de haber sufrido daño gonadal por quimioterapia. Se congelan varias muestras de semen para poder intentar la inseminación en varias ocasiones.
Puede utilizarse también en un banco de semen, con muestras obtenidas de donadores anónimos seleccionados de acuerdo a normas internacionales. Estas muestras pueden ser útiles en casos de infertilidad masculina.

Criopreservación de Células Hematopoyéticas
Los transplantes de células hematopoyéticas, obtenidas de médula ósea, de sangre periférica o de cordón umbilical, se han convertido en un recurso indispensable en la hemato-oncología moderna.
Los transplantes autólogos se practican con más frecuencia que los alogénicos y sus indicaciones múltiples. Cuando en un paciente con un tumor maligno se logra erradicar el tumor, puede ser útil extraer células hematopoyéticas y guardarlas en congelación para, en un futuro y en caso pertinente, poder hacer al paciente un transplante autólogo con las células congeladas. Estas células se pueden extraer de la médula ósea o de la sangre periférica. Las células hematopoyéticas son muy abundantes en el cordón umbilical por lo que en muchos sitios, las células de la sangre de cordón umbilical, en lugar de desecharse, se guardan en congelación para hacer transplantes a los sujetos de quienes se obtienen las células de cordón o a sus hermanos.

Criopreservación de Embriones
Criopreservación o congelamiento se realiza para conservar embriones "extras" no transferidos en el procedimiento original.
Permite que la paciente no sacrifique el total de embriones que sean útiles y en caso de falla poder transferir embriones que se descongelan con técnica adecuada, en otro momento, sin que se tenga que repetir el proceso completo, reduciendo significativamente los costos.
Tanto los gametos masculinos, como los embriones pueden ser conservados, congelados en nitrógeno líquido. Este proceso (criopreservación) no puede emplearse todavía con garantías en los ovocitos por el teórico riesgo de que se produzca una alteración cromosómica durante el proceso de congelación y descongelación. Esto es debido a que los gametos femeninos poseen su material genético suspendido en la profase de la primera división meiótica, en una situación muy lábil ante agresiones del entorno. Sin embargo es conocido que se están comunicando los primeros éxitos al respecto. El tiempo máximo de congelación es de 5 años y los embriones se mantienen estrictamente etiquetados.
No existe evidencia de daño celular por el proceso.

Bibliografía:
http://www.clinicamontalvo.com/clinica/Criopreservacion-de-embriones.html
http://www.indt.hc.edu.uy/extra1.htm